sábado, octubre 08, 2005

Un buen jamón


http://themeatrix.com/spanish/


El principio de la no-violencia es fundamental para el budismo. Diría que es fundamental a cualquier vida espiritual, o verdaderamente humana. Me es incomprensible el hecho de que muchos budistas en occidente no son vegetarianos. No hace falta tanta imaginación para poder ver que el consumo de carne implica la violencia y el sufrimiento de millones de animales.

Volveré a tocar el tema seguro. Pero es tarde y no quiero ponerme pesado. Abajo encontrarás un enlace a un video sobre la cría intensiva (gracias Vayira).

¿Que píldora elegirás tu? ¿La roja o la azul?

http://themeatrix.com/spanish/

2 comentarios:

Hugo Masse dijo...

Llegué aquí por un enlace desde Libros Budistas. Me llamó la atención el título y más aún lo del "Meatrix"... je je je muy buena animación, muy creativa... la voy a poner en mi blog... Saludos, sigo visitando tus páginas...

Hugo Masse
Toluca, México

Spok dijo...

Lei en una pagina de citas casuales extraidas de salones de chats:

"Soy vegetariano... no porque considero que este mal matar animales, sino porque odio las plantas"

Jaja!

El principio de la no-violencia resulta entoces relativo. Cortar una flor o un fruto, matar un animal o a otro ser humano, todo implica violencia. Pero no podemos negar nuestra naturaleza.

Tenemos colmillos e incisivos, asi como un sistema digestivo preparado para recibir toda indole de alimentos. Comer carne implica la cria intensiva de animales, y comer vegetales implica transformar grandes porciones de tierra en terreno de cultivo, eliminando la forma "natural" de la superficie y todo lo que habita allí.

Nuesta "naturaleza humana" implica en todos los casos adaptar el entorno a nuestra forma de vida, y no al revez. Por eso considero tanto al trabajo de los campos como a la cria intensiva algo "natural"... propio de nuestra "especie".

Y no hablo solo desde el punto de vista alimenticio... las guerras tambien me parecen naturales. Los lemmings se arrojan de un acantilado cuando superan los limites de poblacion que se autoimponen. Los humanos hacen guerras y demás atentados contra sus pares. Es un procedimiento mucho menos digno que el de los lemmings, pero al fin y al cabo necesario.

Los indices de poblacion mundial siguen en aumento aunque mucha gente haya optado por la utilizacion de metodos anticonceptivos. La humanidad "hace lo que puede"; somos muchos y hay poco... y va a haber menos. No nos ponemos de acuerdo para acrecentar nuestro numero concientemente, así que debo suponer que la "Naturaleza" sigue su camino, independientemente de lo que nosotros como humanos podamos hacer.

Entonces no podemos reducir la "violencia" solo al aspecto de la cría intensiva de animales, porque tambien la hay en relacion a las plantas, al mismo hombre, al entorno y a nuestro mundo; el principio de no-violencia se cae a pedazos. "No voy a comer un pollo pensando en que es un pollo menos, sino en que es un choclo mas" :D

Salud!