miércoles, agosto 09, 2006

Hasta Septiembre

Hace diez días volví de otra estancia de dos semanas en Méjico, donde celebramos un retiro de una semana para personas que buscan ordenarse como Dharmacharis en la orden budista occidental. Pase la otra semana en el centro budista de la ciudad de Méjico, viendo personas involucrado con la sangha.

Voy a tomar un descanso hasta septiembre, sin escribir a este blog, ni viajes ni nada. Así que pasen un buen mes, que sea fructífero y espero que vuelvan a acudir a este espacio pasado el mes de agosto.

Un saludo.

2 comentarios:

Bodhidharma dijo...

Hola Mokshananda,
¿por qué México con j? El nombre original del país es Me-shic-co, "lugar en el ombligo de la luna" y hace referencia a la fundación de la capital azteca sobre un islote que surgía entre las aguas del Meztliapan, el "lago de la luna". El lago tenía forma de conejo y el islote formaba el ojo del conejo. Como la luna tiene un conejo sobre su superficie se creía que el lago era un reflejo de la luna y el ojo del conejo constituía el centro u "ombligo de la luna" Me-shic-co. Cuando los españoles llegaron a nuestro país, transcribieron el nombre del país como Me-xi-co, pues la X en el siglo XVI representaba al sonido "Sh". Con el tiempo la palabra pasó de grave a esdrújula (Méshico) y después la sh tuvo el sonido j. Sin embargo, los mexicanos siempre conservamos la x, pues nos recuerda la magia de nuestros origenes. La X forma el centro de la palabra y, de acuerdo a la antigua escritura nahuatl, representa las cuatro regiones del mundo y su centro, así como los cinco elementos (tierra, agua, aire, fuego y movimiento). En efecto, la "X" es un mandala.
Como budista la X de México no solo evoca nuestra cosmología prehispánica, sino el mándala de los cinco budas y el conejo en la luna, el Bodhisatva de los jataka, dispuesto a sacrificarse por el beneficio de todos los seres.
Con Metta
Bodhidharma

Moksananda dijo...

Muy interesante lo que escribes Bodhidharma. Ya me habían corregido algunos amigos mexicanos.

Me gusta el simbolismo que das a la letra 'X' como mándala y la conexión que se puede hacer por lo tanto entre los cinco Budas y la antigua escritura náhuatl. Importantísimo recobrar el simbolismo y los mitos pre-cristianos para permitirles nutrir nuestro camino como budistas, dándoles un significado quizás más ‘trascendental’ que tenían en su contexto original, pero dejando que su fuerza nos hable a través de nuestras raíces culturales.

Un saludo