lunes, octubre 27, 2008

pare de sufrir... lea poesía



de José Luis Reveles, México


Hoy en la mañana después de desayunar iba de vuelta hacia el consultorio.

Caminaba sobre la calle de Córdoba, e iba llegando al cruce con Álvaro Obregón cuando de repente me encontré con una manta colgada en la pared. En dicha manta se podía leer:

"PARE DE SUFRIR… LEA POESÍA"

A veces no nos paramos a pensar en lo condicionados o mediatizados que estamos.

Me di cuenta que al leer la primera parte de la frase: "PARE DE SUFRIR..." en automático ya estaba pensando en unos brasileños que aparecen en la televisión mexicana, adelanto que no son futbolistas ni mucho menos. Son unos personajes, pastores de acuerdo con ellos, que conducen un programa llamado "PARE DE SUFRIR". Los contenidos de dicho programa son del dominio de una iglesia conocida como Iglesia Universal del Reino de Dios, la cual por cierto ha cambiado varias veces de… razón social, debido a problemas legales en los lugares en los cuales ha florecido, amén del mismo Brasil. Algunos de los nombres utilizados en su momento han sido, por ejemplo, Arca Universal, Oración fuerte al Espíritu Santo, Comunidad Cristiana del Espíritu Santo.

Resulta que a varias calles de donde leí la manta se encuentra uno de los templos de dicha iglesia. Para ser más exactos en las calles de Yucatán, Coahuila y Jalapa. Su templo fue antes el teatro Silvia Pinal… ¿Qué diría Freud acerca de lo que fue un teatro, ahora sea un templo de la Iglesia Universal del Reino de Dios? ¡Vaya con el posible lapsus carioca!

Y bueno, regreso al inicio después de mi circunloquio en torno a los pastores de la que en su momento fue el Arca Universal… Aunque en vez de circunloquio, prefiero decir del ejercicio de asociación libre que realicé en su momento (aquí me lanzó una sonrisa socarrona y cómplice a mi mismo).

Regreso a la frase original y no a la mitad de la misma en la cual me enfrasqué para disertar acerca de los brasileiros que lo mismo se dedican a negocios tales como pizzas, como televisión y sanación espiritual.

PARE DE SUFRIR… LEA POESÍA

Poesía… Poiesis… Ejercicio creativo, hacedor, tejedor de imágenes depositarias de la belleza o de lo emotivo del encuentro con las cosas y la otredad como decía Paz.

El poeta es un hacedor de imágenes, un constante hurgador de los entresijos del ser, aquel que procura develar la verdad, para conocer la cosas tal y como son…

¿En qué lado de la banqueta nos queremos estar para ver las cosas como son?

Si es en el lado de los modernos y los posmodernos nos veremos en medio de las personas que escuchen a Martin Heidegger y su exposición de Aletheia (descomponiendo la palabra, A- des y letheia- ocultamiento, siendo Aletheia el desocultamiento de las cosas).

Si nos queremos parar en el otro lado, una vez que hayamos cruzado las aguas samsáricas, entonces veremos las cosas tal y como son, el develar las cosas implica eliminar el velo de la ignorancia… espiritual, que no intelectual; para ir más allá de las imágenes poéticas y hallarnos en los terrenos de lo trascedente. Donde lo que permea las atmósferas es la quintaesencia de la que nos hablaba Aristóteles. Esa quintaesencia sublimada en la Joya que cumple todos los deseos.

Así las cosas PARE DE SUFRIR… LEA POESÍA nos lanza el reto de buscar la belleza en las imágenes que nos insuflen la urgencia de autotrascendernos. La vida espiritual tiene múltiples referentes en la belleza, pero ésta también puede ir aparejada de algo terrible, parafraseando a Rilke… y de paso a Nietzsche también. La Impermanencia baña las costas de la Vida, e instante tras instante tenemos la oportunidad de vislumbrar lo trascendente a través de momentáneos resquicios. La vida se crea momento a momento, de igual manera que la Liberación última se consigue de forma similar, es decir, momento a momento.

No hay comentarios: