miércoles, diciembre 14, 2011

Nombres budistas (ordenaciones en México)






En noviembre estuve en México para asistir a un retiro con los hombres que han pedido la ordenación en la Orden Budista Triratna, y para ordenar a tres buenos amigos. 

Durante el retiro cada uno se ordenó en una ceremonia privada y luego el día 27 celebramos las ordenaciones públicas.

Parte importante de la ordenación es el nuevo nombre. En gran medida, nuestros nombres sostienen quién somos y lo que hemos sido. Se nos dan al nacer, y con nuestros nombres vivimos y actuamos. Nuestra historia personal impregna nuestros nombres con un sentido de 'yo'.

La ordenación budista marca un hito. Dejamos atrás los viejos patrones y abrazamos una nueva manera de vivir, una nueva actitud frente la vida. Por lo tanto es muy significativo el rito de ‘mudar’ de nombre. Recibimos un nombre nuevo, un nombre que pone de manifiesto nuestras aspiraciones espirituales. El preceptor nos otorga un nombre como practicante del Buda-dharma.

La característica más importante del nuevo nombre es que es un nombre en el Dharma. Es un nombre que nos vincula con la tradición budista, con el Dharma y con esa búsqueda misteriosa que hemos iniciado. Recibimos un nombre que evoca aquello que nos es más importante. Y se nos da como hombre o como mujer adulto, no como niño. Es un nombre que habla, de la vida y la muerte, y del misterio de la existencia. Es un nombre que no es un simple título, o una denominación, sino un camino por descubrir. Es un nombre para ser recordado y para que nos acordemos, de nuestras aspiraciones y de nuestro compromiso con los ideales, los principios, y las enseñanzas y prácticas budistas.

Los nombres budistas que usamos en la Orden Triratna provienen del Pali o del Sánscrito. Aquí están los nombres de los nuevos Dharmacharis en México.



José Luis Reveles Barrientos se convirtió en Nagabandhu, que significa 'El que es un amigo o hermano de los nagas'. 'Bandhu' significa amigo, hermano o pariente. Implica conexión. Ser un verdadero amigo es una práctica, un acto sumamente creativo, y en la vida espiritual puede ser pensado en términos de mantener y profundizar nuestra conexión con el Buda, Dharma y Sangha, y con todos los seres. Los nagas son fuerzas arquetípicas de inspiración y sabiduría que toman forma de serpientes o dragones. Son figuras sumamente positivas en el budismo. Asimismo, son protectores, y sobre todo protectores de la enseñanza del Buda. De esta manera, sirven al Buda. También está el ejemplo de Muchilinda, el rey de los nagas, que protegió al Buda de las lluvias durante las semanas después de su Despertar. Luego se transformó en un príncipe o héroe que se inclinó en devoción ante el Buda. Nagabandhu también podría ser considerado como "un amigo o un hermano que es como un naga".



Miguel Ángel Cobos Orozco se convirtió en Manjubodhi, que significa 'Dulce, bello, hermoso Despertar'. 'Bodhi' es el Despertar o la Iluminación. Es la meta de una vida budista. Es un misterio, aunque puede ser evocado. Bodhi es la Conciencia, "conciencia pura, clara, incluso radiante", como dice Bhante. Es el Amor, "un estado de amor y compasión intensos, profundos, desbordantes". Es la Energía Espiritual inagotable, "una energía tremenda, absoluta espontaneidad, que brota continuamente". También quería hacer hincapié en una calidad de Manjubodhi que es difícil de definir. Al final decidí por la palabra "Manju", que expresa algo suave o dulce, algo bello y encantador, incluso hermoso. Esta calidad cuando se dirige hacia el logro del Despertar se convierte en Manjubodhi.




Roberto Martínez Alonso se convirtió en Maitriketu (pronunciado keitu), que significa "El que es un rayo o un cometa de amistad y bondad". Expresa vivacidad, dinamismo, algo que brilla y que es luminoso. Maitriketu tiene este tipo de energía y presencia. "Ketu" puede significar rayo de luz, brillante, antorcha, llama, cometa o lámpara. Sin embargo, un rayo o un cometa ¿de qué? De Maitri. Maitri implica ir más allá de nuestro "ego" o la actitud que se manifiesta como una creencia en un 'yo' fijo, independiente y de suma importancia. Implica la apertura a algo más grande, que podemos llamar el Bodhicitta. Así que ser un rayo o un cometa de Maitri significa recorrer el camino del Bodhisattva, implica apertura y receptividad a los Budas y Bodhisattvas, y a las necesidades de los demás. Significa actuar no sólo para uno mismo, sino por el bien de todos los seres.

Que sus ordenaciones sirven para que logren el Despertar, por el beneficio de todos los seres.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Que alegría recibir este correo. Hace tanto tiempo que no veo a ninguno de los tres que lo más seguro es que ni me recuerden. Cuando mi corazón se llena de los maravillosos recuerdos del Centro Budista, los rostros de ustedes tres se unen a muchos otros que me sonríen. Entonces me regocijo y bendigo el momento en el que a través de Upekshamahi y de la Orden, pude conocer el Dhamma y a tanta gente bondadosa que desde entonces sigue aportando a mi vida amor, sabiduría y tantas herramientas que me ayudan en mi deseo de ser una mejor persona.

Sus nombres son hermosos!! Y estoy segura que los honrarán.

Les envío a todos un abrazo lleno de Metta y gratitud eterna.

Mayte Téllez